Norma ISO ISO 8573-1:2010 para la clasificación de la calidad del aire comprimido

El Comité europeo de fabricantes de equipos de aire comprimido (PNEUROP) ha creado una directriz ISO destinada a la categorización del contenido de partículas sólidas, agua y aceite presentes en el aire comprimido.

Existen ciertas aplicaciones que requieren un suministro de aire completamente puro. Por esta razón, FERMON suministra aire limpio y puro, sin rastros de aceite, aerosoles u otros elementos contaminantes, siguiendo las directrices establecidas por la norma ISO 8573-1:2010.

El aire comprimido cuenta con su propio conjunto de normas ISO. Estas normas determinan la pureza máxima del aire, la cual se define en función del número de partículas por metro cúbico y su tamaño.

La Organización Internacional de Normalización o Estandarización, ISO (International Standards Organisation), establece estándares internacionales para uso comercial, industrial o profesional. La versión original de las normas ISO de pureza del aire comprimido (1991) fue desarrollada principalmente por los fabricantes de filtros. Dichas normas definían cinco clases de concentración de aceite, siendo la Clase 1 la de mayor calidad.

Aire técnicamente libre de aceite
ISO Clase 1

Clasificado como ISO Clase 1, implica una concentración de aceite inferior a 0,01 mg/m3 a una presión de 1 bar y una temperatura de 20°C. Cumplir con estos criterios se conoce a veces como «solución técnicamente libre de aceite». Sin embargo, estas normas fueron editadas en 2001 y actualizadas en 2010. La norma actual establece límites para el contenido total de aceite, incluyendo aerosoles, líquidos y vapores, y se introdujo una norma específica para la medición de vapores de aceite.

Aire libre de aceite
ISO Clase 0

En 2010, se introdujo una nueva clase adicional (Clase 0) para cumplir con requisitos de calidad más rigurosos. La ISO Clase 0 representa la opción más pura y garantiza un suministro de aire completamente libre de aceite. Es importante no confundir los compresores lubricados con aceite y los filtros «técnicamente libres de aceite» con los compresores libres de aceite, donde el rotor no entra en contacto con ningún lubricante de aceite. De lo contrario, existe el riesgo de dañar el producto final o la red de aire comprimido.

La norma ISO 8573-1:2010 establece una clasificación de la pureza del aire en función de su concentración de partículas de agua, aceite, gas y contaminantes microbiológicos. En esta clasificación, el aire Clase 0 se considera completamente libre de aceite, lo que significa que la concentración de aceite en el aire es inferior a 0,0 mg/m³.

Clases de aire comprimido y categorización según norma ISO 8573-1: 2010

  • Clase 0: Según lo especificado por el usuario o proveedor del equipo y más estricto que la clase 1.
  • Clase 1: < 0,01 mg/m3 de concentración total de aceite, aerosol, líquido o vapor.
  • Clase 2: < 0,1 mg/m3 de concentración total de aceite, aerosol, líquido o vapor.

Punto de rocio: El punto de rocío es la temperatura a la cual el vapor de agua contenido en el aire se condensa en forma de gotas de agua. Es el punto en el que el aire se satura de humedad y no puede retener más vapor de agua

Grado de calidad Contenido de partículas sólidas Contenido de agua Contenido de aceite
Tamaño máx.mu Cantidad máx.mg/m³ Punto de rocío°C Cantidad g/m³ Cantidad máx.mg/m³
0 Según lo especificado por el usuario o proveedor del equipo y más estricto que la clase 1
1 0,1 0,1 -70 0,003 0,01
2 1 1 -40 0,11 0,1
3 5 5 -20 0,88 1
4 40 10 3 6 5
5 - - 7 7,8 25
6 - - 10 9,4 -

Areas de aplicacion

  • Agitacíon por aire 
  • Motores neumáticos, grandes
  • Motores neumáticos, miniaturas
  • Turbinas eólicas
  • Transporte de granulados
  • Transporte de polvo
  • Fluidizadores
  • Maquinaria de fundición
  • Contacto con alimentos
  • Herramientas neumáticas, industriales
  • Maquinaria de minería
  • Empaquetadoras
  • Maquinaria textil
  • Cilindros neumáticos
  • Manipulación de películas
  • Reguladores de precisión
  • Instrumentos de proceso
  • Chorro de arena
  • Pintura con pistola
  • Máquinas de soldar
  • Aire de taller general

ISO 8573-2:2018 Contaminantes solidos

La norma ISO 8573-2:2018 es parte de la serie de normas ISO 8573 que establece los métodos de prueba y los límites de calidad para el aire comprimido utilizado en aplicaciones industriales. Esta norma, en particular, se enfoca en la calidad del aire comprimido en términos de contaminantes sólidos.

Objetivo

La norma ISO 8573-2:2018 establece los métodos de prueba y los límites de calidad para los contaminantes sólidos en el aire comprimido utilizado en aplicaciones industriales. Especifica los diferentes niveles de calidad del aire comprimido y los procedimientos de prueba y análisis para determinar la concentración de contaminantes sólidos.

Contaminantes sólidos

Esta norma define los contaminantes sólidos como partículas en suspensión en el aire comprimido, incluyendo polvo, suciedad, óxido, partículas de desgaste y otras impurezas sólidas.

Metodos de prueba

Método de conteo por peso: En este método, una muestra de aire comprimido se filtra a través de un medio poroso que retiene las partículas sólidas. Luego, se pesa el filtro antes y después de la prueba para determinar la masa de las partículas retenidas. La concentración de contaminantes sólidos se calcula dividiendo la masa de partículas por el volumen de aire muestreado.

Técnicas de conteo óptico: Este método implica el uso de un instrumento de conteo de partículas ópticas para determinar la cantidad de partículas sólidas suspendidas en el aire comprimido. El instrumento emplea un haz de luz para iluminar las partículas y un detector para medir la cantidad de partículas en diferentes rangos de tamaño. Los resultados se expresan como el número de partículas por unidad de volumen del aire.

ISO 8573-5:2001 Contaminantes microbiológicos

La norma ISO 8573-5:2001 es otra parte de la serie de normas ISO 8573, que aborda la calidad del aire comprimido en términos de contaminantes microbiológicos.

Objetivo

La norma ISO 8573-5:2001 establece los métodos de prueba y los límites de calidad para los contaminantes microbiológicos en el aire comprimido utilizado en aplicaciones industriales. Estos contaminantes microbiológicos pueden incluir bacterias, hongos, levaduras y otros microorganismos presentes en el aire comprimido.

Metodos de prueba

Técnicas de cultivo

Se recolectan muestras de aire comprimido y se colocan en medios de cultivo específicos. Luego, se incuban para permitir el crecimiento de microorganismos presentes en el aire comprimido. Después de un período de incubación, se realiza un recuento de colonias para determinar la concentración de microorganismos viables.

Métodos de recuento de colonias:

Se utilizan placas de agar específicas que promueven el crecimiento de microorganismos presentes en el aire comprimido. Las muestras de aire comprimido se siembran en estas placas y se incuban. Luego, se realiza un recuento manual o automatizado de las colonias presentes para determinar su concentración.

Técnicas de PCR

Se toman muestras de aire comprimido y se extrae el ADN de los microorganismos presentes. Luego, se realizan amplificaciones de ADN específicas utilizando la técnica de PCR para detectar y amplificar secuencias de ADN de microorganismos específicos.

Solicitar Cotización

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad